Reconozco que me cuesta mucho esfuerzo socializar. Hacer amigos. Hacer nuevos amigos, sobre todo. Si ya de por sí me cuesta, imaginad cuando voy haciéndome mayor: realizo una cuidadosa y pulcra elección de compañeros de viaje. De los nuevos y de los viejos. Pero lo que es justo, es justo. Y sírvase esta sección de mi web como muro donde hacer público mis más sinceros agradecimientos a aquellas personas “del gremio” que he conocido y que me han apoyado y animado en esta locura de intentar escribir historias y que personas (como tú) las lean.

José Sáez Olmos

José Bocanegra